La vida es una sucesión de momentos en proceso de cambio constante. Momentos que tienen un impacto los unos sobre los otros y también en nuestro interior. ¿Te has parado a pensar en que cada instante que vives es único e irrepetible? Quizás te enfocas más en las dificultades que en todas las posibilidades que tienes delante. Esto es normal; nuestro cerebro tiene un sesgo hacia lo negativo… Escribe Isabel Ward, para Yoga en Red.

Si miras atrás, te darás cuenta de que nos hemos pasado muchos siglos temiendo ataques enemigos, malas cosechas o venganzas de los Lannister. ¡Menudo estrés!

Afortunadamente, puedes cambiar la forma de ver las cosas practicando la atención plena, que es lo que significa mindfulness. De hecho, en meditación se dice que «somos aquello a lo que prestamos nuestra atención», y Ven Dhammasami –un maestro budista– se refiere al mindfulness como «el arte de prestar atención». Pero ¿por qué es tan importante este tipo de atención consciente?

Principalmente porque cuando observas tu mente, descubres los patrones de pensamientos o emociones que emergen de forma casi automática y determinan tu conducta. Es decir, te das cuenta de si reaccionas de forma negativa o constructiva contigo y con el resto del mundo.

Pero este comportamiento lo puedes cambiar (negativo) y mejorar (constructivo) mediante un entrenamiento de la mente para que esta piense, responda y actúe de un modo distinto. Dicho así, parece el argumento de una película de ciencia ficción, ¿verdad? Por suerte en este caso está basada en hechos reales.

Estudios en neurociencia confirman que cada vez que pensamos o aprendemos algo nuevo, aparece una nueva conexión neuronal en nuestro cerebro. Si reforzamos ese pensamiento o aprendizaje, esa conexión se hace más fuerte y llega a formar parte de nuestros hábitos y nuestra personalidad.

Del mismo modo, si dejamos de usar ciertas conexiones, estas se van volviendo más débiles y terminan desapareciendo. Por eso nos cuesta esfuerzo hacer determinadas cosas (lavar los platos después de comer) o nos salen de una manera poco natural (decir «te quiero» a otra persona).

No obstante, seamos sinceros: generar nuevos hábitos requiere tiempo. Necesitarás un método que te inspire para lograrlo, con el que sientas que avanzas y que te ayude cuando pierdas la motivación.

Es por este motivo que te invito a que conozcas el próximo curso de Mindfulness, en horario de mañana y tarde, que impartiré  online en la universidad de Alcalá de Henares junto a Juan Carlos Luis Pascual, catedrático en Ciencias de la Educación a finales de enero del 2021.

Puedes  ver el programa completo e inscribirte al curso pinchando en este enlace: http://isabelward.com/mindfulness-bases-in-stress-reduction/

¡Un excelente regalo para ti y tus seres queridos!

Categorías: Sin categoría